Enclavada en plena sierras, la estancia “La Candelaria” se ubica a 55km de La Falda, en el departamento de Cruz del Eje, donde se arriba luego de atravesar la Pampa de Olean.
Organizada y consolidada a partir de 1683 por los Padres Jesuitas, constituyó el mejor ejemplo de abastecimiento rural serrano, productor de ganadería extensiva, fundamentalmente mulas destinadas al tráfico de bienes desde y hacia el Alto Perú. Comprende la Capilla, la Residencia, las Ruinas de la ranchería, los corrales y los restos de Tajamar Declarada Patrimonio de la Humanidad por La Unesco en el año 2000.